GRAHAM

julio 5, 2022
Ensalada César
julio 4, 2022
POLLO FRITO PERFECTO
julio 6, 2022
 
Galletas “Graham”
Son un tipo de galletas muy especiales que se comercializan en Estados Unidos.

Las galletas Graham son galletas hechas de harina de Graham, un tipo de harina de trigo grueso con alto contenido de fibra. Las galletas se endulzan ligeramente, por lo que saben más a galletas que a galletas, y son un bocadillo extremadamente popular.
Son muy populares en las recetas y también en su consumo como tentempié de los niños
Las galletas Graham son uno de los ingredientes necesarios para los en S’mores, y también se usan para hacer costras de tarta de queso y una variedad de otros postres.

La historia: Las galletas Graham, a pesar de su nombre nada tienen que ver con las galletas saladas con las que asociamos la palabra, fueron inventadas en 1829 por un reverendo presbiteriano, Sylverter Graham, como parte de lo que se conocía por aquella época como la dieta Graham. Con el fin de alejar los impulsos carnales, fuente de todos los males, este hombre se inventó una dieta hiper saludable y con ella estas galletas. Originariamente estaban elaboradas con una harina de trigo donde el salvado y el germen eran molidos de forma tosca y endulzadas con miel.
Hoy en día se siguen consumiendo en alta demanda y se han realizado algunas modificaciones vs la receta original, en gran medida se ha sustituido la harina integral por harina blanca y la miel por azúcares refinados. Aun así, se trata de unas galletas de consumo muy extendido, tanto para comer solas como para utilizar en la base de muchos tipos de tartas americanas o bases para cheesecakes


RECETA:
GRAHAM CASERAS:
INGREDIENTES:
• 250 gr. HARINA INTEGRAL
• 1 cdita. LEVADURA
• 1/2 cdita. SAL
• 65 gr. MANTEQUILLA
• 115 gr. AZÚCAR
• 1 HUEVO M
• 25 gr. MIEL
• 1 cda. LECHE
• Papel para hornear
PROCEDIMIENTO:
1.- Con ayuda de una batidora, batir la mantequilla con el azúcar hasta formar una crema de textura ligera. Es imprescindible que la mantequilla esté a temperatura ambiente para trabajarla.
2.- En un tazón batir el huevo, la leche y la miel y reservar.
3.- En otro tazón combinar los ingredientes secos, la harina, la levadura y la sal.
4.- Mezclar la crema de mantequilla con los ingredientes secos y los líquidos de forma alterna hasta conseguir una pasta uniforme. La textura es muy pegajosa, lo mejor es utilizar las manos lo mínimo necesario.
Reservar la masa, envuelta en papel transparente, durante no menos de 1 hora en el refrigerar.
5.- Dividir la masa en dos partes para hacer dos hornadas. Sobre una superficie lisa y limpia, colocar una lámina de papel para hornear y colocar encima una de las mitades de la masa y tapar con otra hoja de papel para hornear, con ayuda de un rodillo estirar la masa lo más fina posible. Retirar el papel superior y con un cuchillo o un cortador de pizzas dividir la masa en las porciones de las galletas en cuadros. Aproximadamente saldrán unas 16 porciones.
Con la punta de un cuchillo o un tenedor hacer los agujeritos propios de este tipo de galletas y, pasar el papel para hornear con las galletas a nuestro horno.
6.- hornear a 175ºC, horneamos las galletas durante 15 minutos hasta que estén bien doradas.
7.- Retirar la bandeja con mucho cuidado y dejar que se enfríen las galletas antes de separarlas y retirarlas del papel.
Repetir con la segunda mitad de la masa.

¡Disfrutar!

Comments are closed.