CRÈME BRÛLÉE

julio 27, 2022
HOT FUDGE SUNDAE
julio 26, 2022
DÍA NACIONAL DEL CHOCOLATE CON LECHE
julio 28, 2022
Inicio » CRÈME BRÛLÉE
 

CRÈME BRÛLÉE

La créme brûlée es un postre de la cocina francesa, literalmente se traduce como crema quemada, y es que es una fina capa de azúcar tostada en su superficie la que le da un punto crujiente que la hace deliciosa.

Se cree que fue en el siglo XVII cuando François Massialot recopiló las recetas de diferentes regiones y recuperó entre ellas la receta de la Crema Catalana. Cuenta la tradición que al pequeño Felipe de Orléans le gustaba entrar de vez en cuando a la cocina y que en cierta ocasión se quejaba con François Massalot, su cocinero, de que la natilla se le enfriaba. Para arreglar el problema, al chef se le ocurrió colocar una plancha al rojo sobre la capa de azúcar de la crema. El azúcar se caramelizó pero la crema no se calentó. El contraste entre el calor y el frío y entre la textura crujiente del azúcar y la cremosa de la natilla le gustó tanto al príncipe que popularizó la receta en su corte.

Algunos expertos opinan que se trata de una adaptación francesa de la receta de la crema catalana quemada, que también se hacía en la Cataluña francesa y en la región de Languedoc. Pero a pesar de que la Crème Brûlée y la Crema Catalana son elaboraciones muy similares, hay algunas diferencias entre ellas, la versión moderna de la Crème Brûlée se elabora con nata en lugar de leche, y mientras la cocción de la Crème Brûlée se hace en el horno al baño maría (como el flan), la Crema Catalana se suele elaborar en un cazo, después se deja enfriar y se refrigera para que adquiera consistencia.

Te enseñamos como preparar una deliciosa Créme Brûlée:

INGREDIENTES:
  • 4 yemas de huevo
  • 60 g de azúcar
  • 250 g de leche
  • 200 g de nata
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • Azúcar para caramelizar


  • PROCEDIMIENTO:
    1) Precalentar el horno a 200ºC.
    2) En un tazón batir enérgicamente las yemas de huevo junto con el azúcar, hasta conseguir una textura ligeramente blanca y que doble su volumen.
    • En otro tazón mezclar la leche, la nata y la vainilla mezclar hasta incorporar e incorporamos a la mezcla de las yemas mezclando bien.
    • Colocamos los ramekins en una charola para hornear poco profunda y agregamos agua caliente en la fuente hasta la mitad de la altura de los recipientes, para hacer el baño María.
    3) Vaciar la mezcla en los ramkeins y hornear durante 25 minutos
    4) Dejamos enfriar en el refrigerador por lo menos 3 horas, espolvorear con azúcar y caramelizamos con ayuda de un soplete.




 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.