VINO BLANCO

agosto 4, 2022
SANDÍA
agosto 3, 2022
DÍA INTERNACIONAL DE LA CERVEZA
agosto 5, 2022
Inicio » VINO BLANCO
 

HISTORIA DEL VINO BLANCO

El vino blanco es una de las bebidas alcohólicas más apreciadas y consumidas en todo el mundo. Sabemos que tiene una historia muy antigua, pero aun así es difícil confirmar con precisión su origen. Se dice que los primeros hallazgos de esta bebida datan de hace 7.500 años, gracias a excavaciones arqueológicas en Irán, que, sin embargo, no han podido determinar el color exacto del vino.

Otros datos revelan que entre la población griega, el vino era considerado la bebida por excelencia del dios de la fertilidad Dionisio, a quien algunas leyendas atribuyen el arte de hacer vino. También se han encontrado datos que mencionan la elaboración de vino alrededor del siglo V A.C por Hipócrates, como una "cura" para sus pacientes. En particular, el vino blanco o de color claro y sabor ligeramente ácido se menciona en varios escritos como un "remedio natural" para ciertas enfermedades y trastornos.

En la antigua Roma , el vino estaba inicialmente reservado a los más ilustres personajes, considerado a todos los efectos un artículo de lujo, prohibido a las mujeres y producido en cantidades limitadas.

Características sobre el vino blanco:
La producción de vino blanco se realiza en las zonas geográficas con mayor altitud, entre los mejores suelos para la elaboración de vinos blancos se encuentran las altitudes caracterizadas por la presencia de rocas volcánicas o metamórficas, o sobre subsuelos típicamente calcáreos, de los que se obtienen una serie de vinos blancos finos como el Champagne. 

El vino blanco se elabora principalmente a partir de uvas blancas, como Chardonnay o Sauvignon. No obstante , también se pueden utilizar variedades de uva tinta sin pasar por caja de fermentación ya que la principal diferencia de fabricación entre un vino blanco y uno tinto es la fase de prensado que en el caso del vino blanco, ocurre antes de la fase de fermentación.

Los vinos blancos se dividen principalmente en cuatro tipos, secos, semisecos, suaves y dulces dependiendo del nivel de azúcar presente en la botella, que influye en el sabor pero también en el color, cuanto más dulce es el vino blanco, más oscuro y amarillo se vuelve su color.


El maridaje perfecto para el vino blanco:
El maridaje es el proceso de unir una comida con la bebida que mejor casa con ella. En el ámbito de la restauración, el maridaje se refiere a combinaciones de comida y vinos, y es el sumiller el encargado de recomendar las combinaciones a los comensales. 

Tratándoselos de vino blanco se recomienda maridar, con carnes frías tipo carpaccio o roast beef, así como con pollo o pavo. Los platos de verduras, los aperitivos y algunos postres, también pueden ser excelentes acompañantes para disfrutar un vino blanco.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.